9 Reglas de seguridad en el hogar que todo niño debe conocer

Mantener a sus hijos seguros mientras están en casa es una prioridad para todos los padres. Enseñarles estas nueve reglas de seguridad en el hogar ayudará a mantenerlos fuera de peligro. Es posible que no siempre sea posible mantener un ojo vigilante sobre sus hijos. Aquí hay algunas pautas prácticas que se pueden usar para garantizar que permanezcan seguras incluso cuando no esté cerca.

Dónde ubicar la lista de contactos de emergencia

Todos los niños, independientemente de su edad, deben saber cómo usar un teléfono y pedir ayuda.Enseñar a los niños a memorizar información de contacto importante y cómo reaccionar en caso de una emergencia en el hogar puede ayudarlos a hacerse cargo de su seguridad.

Dependiendo de la edad y el desarrollo de su hijo, es posible que no pueda identificar fácilmente una situación peligrosa. Los padres deben considerar el juego de roles con sus hijos para que conozcan mejor cómo identificar y reaccionar ante una emergencia en el hogar. Este también es un buen momento para asegurarse de que su hijo pueda indicar su nombre completo, edad y dirección, así como los datos de contacto de sus padres.

Para los niños más pequeños, es una buena idea que se pueda acceder fácilmente a una lista de contactos de emergencia. La lista de contactos debe colocarse en un área central de la casa, como en la puerta de la nevera. La lista de contactos de emergencia debe incluir la estación de policía local, el departamento de bomberos, los paramédicos, el médico de familia, así como un número de contacto para cada padre y/o un amigo o familiar de confianza.

Cómo operar el sistema de seguridad

Si su hogar tiene instalado un sistema de seguridad, es importante que sus hijos entiendan cómo operarlo.Los niños deben saber cómo armar y desarmar el sistema de alarma, ya sea que necesiten entrar en la casa después de la escuela o desactivar una falsa alarma. También es importante que los niños localicen los botones de pánico y sepan cómo activarlos.

Asegúrese de enfatizar la importancia de mantener esta información confidencial. Se debe recordar a los niños que armar y desarmar la alarma es un secreto solo para la familia y nunca se debe compartir con ningún extraño.

 niño que usa el sistema de alarma de seguridad en casa

Evite abrir la puerta a extraños

Es crucial que los padres enfaticen la importancia de no permitir que extraños entren a la propiedad.Se debe alentar a los niños a que mantengan todas las puertas de la casa cerradas y seguras. También se les debe aconsejar que no abran la puerta principal a nadie que no reconozcan, especialmente cuando estén solos en casa.

Considere instalar cámaras de seguridad alrededor de la casa para que sus hijos puedan ver quién está en la puerta sin tener que poner en peligro su seguridad.

Familiarícese con el plan de escape familiar

Un plan de escape familiar de emergencia debe ser una prioridad cuando se trata de enseñar a sus hijos sobre la seguridad en el hogar. Es crucial que sus hijos estén al tanto de las medidas que deben tomar en caso de robo, desastre natural o incendio. Al crear el plan de escape de su familia, lo más importante es enseñar a sus hijos la forma más rápida de salir de la casa.

Dibuja un diagrama de tu propiedad y resalta las mejores rutas de escape para tu hogar. Recuerde designar un lugar para reunirse afuera para dar cuenta de la seguridad de cada miembro de la familia.

En su plan de escape de emergencia, asegúrese de enseñar a sus hijos técnicas básicas para salvar vidas, como RCP y cómo usar el botiquín de primeros auxilios. Asegúrese de que el botiquín de primeros auxilios esté en un lugar de fácil acceso y de que sus hijos estén familiarizados con todo lo que contiene el botiquín.

Practique la seguridad en el agua

Los niños pueden ahogarse fácilmente en solo unas pocas pulgadas de agua, por lo que los niños menores de seis años siempre deben ser supervisados mientras toman un baño o juegan en una piscina.

Los niños tienen la piel más delgada que los adultos y son más vulnerables a las quemaduras. Para evitar el escaldamiento, siempre se debe enseñar a los niños a probar la temperatura del agua antes de sumergir completamente sus cuerpos.

También se debe recordar a los niños que nunca mezclen agua y electricidad, ya que esto puede provocar electrocución. Enséñeles sobre los peligros de elementos eléctricos como:

  • Tostadoras
  • Secadores de pelo
  • Radios
  • Televisores
  • Lámparas

*Nota: cualquier cosa que esté enchufada a una toma de corriente eléctrica nunca debe sostenerse con las manos mojadas.

Es imprescindible que los niños practiquen técnicas básicas de natación y flotación para que no entren en pánico en el agua. Si su hijo todavía está aprendiendo a nadar, establezca una regla firme de que use equipo protector para el agua, como brazaletes de flotación o chalecos para ayudarlo a mantenerse a flote en la piscina.

 Niño jugando en el agua con equipo de natación

Tenga en cuenta las alergias alimentarias

Si su hijo es alérgico a cualquier grupo de alimentos, es crucial que le enseñe la importancia de comprender lo que significa tener una alergia alimentaria y cómo mantenerse seguro.

A través de una comunicación clara, puede ayudar a su hijo a comprender la diferencia entre alimentos «seguros» e «inseguros», así como los peligros de consumir alimentos que afectan su bienestar.

Manténgase alejado del botiquín

Los padres siempre deben asegurarse de que todos los medicamentos se almacenen en un gabinete con cerradura y no estén al alcance de los niños. Cualquier tipo de medicamento, incluidos los destinados a niños, puede ser peligroso si se ingiere en grandes cantidades.

Siempre se debe advertir a los niños pequeños que nunca tomen ningún medicamento que no les haya dado su padre o un adulto de confianza. Para los niños mayores que pueden tomar su propio medicamento, es aconsejable que los padres los supervisen para asegurarse de que se consume la dosis correcta.

Evite trepar sobre los muebles

Los niños no piensan en los muebles como algo que podría dañarlos. Sin embargo, los artículos pesados que no están montados en una pared, como un televisor inestable o una estantería, pueden causar lesiones graves a un niño si se suben.

Por esta razón, los padres deben ser severos en sus normas y asegurarse de que todos los muebles de la casa sean una zona prohibida para los niños.

Los niños saltan en la cama

No juegue con fuego

Mientras que la mayoría de los niños desconfían del fuego y entienden sus peligros, otros a menudo sienten curiosidad y tratan de experimentar con fósforos o encendedores de gas que se encuentran en la casa.

Es importante que los padres adviertan a sus hijos que nunca es aceptable jugar con fuego, incluso si un adulto está presente en casa.

Actualizado 25.08.2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.