Horno Holandés vs Olla de Caldo: ¿En Qué Se Diferencian?

Cuando se trata de un horno holandés vs olla de caldo, son muy similares, de hecho, son tan similares, que tienden a usarse indistintamente. Sin embargo, cuando los analizas en profundidad, tienen algunas diferencias, y es realmente útil conocer las diferencias para saber cuál se adapta mejor a tu escenario específico.

Siga leyendo para descubrir las similitudes y diferencias que los hornos holandeses y las ollas de caldo tienen con cada una de ellas.

¿Qué es un horno holandés?

Un horno holandés es una olla de cocción resistente, generalmente está hecho de hierro fundido, pero también puede encontrarlos en hierro fundido esmaltado, tiene una base ancha con paredes gruesas cortas, una tapa ajustada y es de forma ovalada. Es excelente para ciertas técnicas de cocción, como caramelizar, dorar, estofar o incluso hervir a fuego lento. Por último, los hornos holandeses son famosos por ser utilizados en fogatas debido a su capacidad para tolerar el calor directo de las llamas.

¿En qué se diferencian los hornos holandeses de una olla de caldo?

Un horno holandés puede parecer similar a una olla de caldo, pero son muy diferentes, y si obtiene una olla de caldo cuando realmente necesita un horno holandés, se encontrará con una gran decepción.

Sigue leyendo para descubrir las principales diferencias entre un horno holandés y una olla de caldo.

Los hornos holandeses están hechos de hierro fundido & las ollas comunes están hechas de acero inoxidable

La primera diferencia importante es el material del que están hechos, los hornos holandeses generalmente están hechos de hierro fundido o hierro fundido esmaltado, mientras que la mayoría de las ollas comunes son ollas comunes de acero inoxidable. La razón de esto es porque un horno holandés de hierro fundido se puede usar a fuego muy alto, como cocinar en una fogata o en el horno, donde las ollas de caldo se diseñaron para usarse en puertas de estufas, por lo que no requieren la tolerancia al calor del hierro fundido. Y debido a que las ollas de caldo se mueven mucho más que los hornos holandeses, deben ser más livianas para facilitar la cocción, por lo que están hechas de acero inoxidable.

Una última nota sobre esto, un horno holandés esmaltado no puede tolerar el mismo calor que un horno holandés de hierro fundido, por lo que si está buscando cocinar a altas temperaturas, es mejor evitar el recubrimiento de esmalte en su horno holandés.

Los hornos holandeses son mucho más pesados que las ollas comunes

El siguiente punto está relacionado con el material, y ese es el peso. Debido a que los hornos holandeses están hechos de hierro fundido, son muy pesados, especialmente cuando están llenos de alimentos. Y cuando digo pesado, quiero decir realmente pesado, aproximadamente 11 libras sin comida. Mientras que el stock de ollas son muy ligeros debido a ser de acero inoxidable, que aproximadamente el peso de alrededor de 4-5 libras dependiendo de cuál comprar, haciéndolos mucho más fáciles de manejar en la cocina.

Los hornos holandeses requieren condimentos y las ollas no

Al igual que todos los hornos holandeses, cuando se trata de hornos holandeses, necesita hierro fundido sazonado, sí, necesita sazonar su horno holandés de hierro fundido si no tiene un revestimiento esmaltado. La razón es que el hierro fundido hará que los alimentos se adhieran de forma natural, el condimento proporciona una barrera protectora suave alrededor del hierro fundido que causa que es naturalmente antiadherente, también protegerá su hierro fundido de la humedad del medio ambiente evitando que se oxide.

Y debido a que las ollas de caldo están hechas de acero inoxidable, no requieren condimento, ya que naturalmente tienen un acabado antiadherente.

Los hornos holandeses tienen una forma diferente a las ollas comunes

Aunque un horno holandés se ve muy similar a una olla común, un horno holandés tiene una forma diferente, es más ovalado con lados inclinados y, lo más importante, tiene una tapa apretada. Esto permite que el horno holandés se selle en el vapor y cree una atmósfera auto-rociada como se menciona en la cocina fina. Se necesita una atmósfera auto-hilvanada para estofar y mantener tiernas esas carnes.

Por otro lado, una olla común es circular con lados rectos y es más alta con una tapa holgada. La altura permite que la olla cocine grandes cantidades de alimentos sin ocupar mucho espacio en la estufa, lo que es perfecto cuando lo necesita a fuego lento mientras cocina otros alimentos en sartenes. La tapa holgada permite que el vapor escape, lo que ayuda mucho a reducir las salsas y los alimentos que no desea demasiado húmedos como el arroz.

Los hornos holandeses cocinan alimentos diferentes que las ollas comunes

Como se dijo anteriormente, los hornos holandeses pueden ser intercambiables con ollas comunes, sin embargo, hay ciertos alimentos para los que los hornos holandeses son buenos, y hay ciertos alimentos para los que las ollas comunes son buenas.

Los hornos holandeses son básicamente herramientas para estofar, ya que es un horno holandés grande, puedes colocar salsas y carnes en el interior para estofar, y las carnes necesitan humedad. Debido a que los hornos holandeses son grandes con una tapa hermética, pueden manejar mucha salsa para la carne y también ayudar a rociarla atrapando el vapor en el interior. Estos dos rasgos no solo permiten el estofado, sino que cualquier cosa que sepa mejor en general que esté húmeda, por ejemplo, el chile porque contiene carne de res, y la carne seca en chile no es ideal.

Los hornos holandeses son más difíciles de almacenar que las ollas comunes

Debido a que un horno holandés es pesado y no se puede apilar, son bastante difíciles de almacenar, especialmente si tiene una cocina pequeña. No solo su tamaño y peso hacen que sean difíciles de almacenar en términos de espacio, sino que si tiene hierro fundido esmaltado, puede chipearlos fácilmente al almacenarlos.

Una olla común es mucho más fácil de almacenar, porque son apilables y livianas, y el acero inoxidable no se astilla. Por lo tanto, independientemente del tamaño de su cocina, las ollas comunes siempre se pueden almacenar.

¿Qué es una olla de caldo?

Una olla de caldo es una olla alta, con una base ancha y lados rectos, tiene una tapa suelta y generalmente están hechas de acero inoxidable. Son geniales para hacer caldos, guisos y salsas. Su tamaño de corte es perfecto para cocinar alimentos a granel, y están hechos de acero inoxidable para mantenerlo liviano mientras se cocina.

¿Cuáles son las similitudes entre los hornos holandeses y las ollas?

Probablemente ya haya notado que los hornos holandeses y las ollas de caldo se parecen, y eso solo puede significar una cosa, tienen similitudes, entonces, ¿qué son?

Ambos pueden cocinar grandes cantidades de alimentos

Bueno, la principal similitud es que ambos pueden cocinar grandes cantidades. Así que si te gusta la preparación de comidas, o simplemente te gusta ahorrar dinero cocinando a granel, entonces un horno holandés o una olla de caldo serán la compra perfecta para ti.

Ambos son geniales para cocinar a fuego lento

El siguiente paso es la técnica de cocción, ambos son fantásticos para cocinar a fuego lento, pero ambos tratan con diferentes recetas, por lo que aunque te gusta cocinar a fuego lento, es posible que prefieras un horno holandés o una olla de caldo, nos ocuparemos de esto más adelante, pero en general, ambos hornos holandeses y ollas de caldo se utilizan para cocinar a fuego lento.

Ambos están hechos de metales

El siguiente es el material, tanto las ollas como los hornos holandeses están hechos de metales, por lo que no verá ningún tipo de cerámica o antiadherente.

Se pueden usar indistintamente

Y la similitud final es que ambos se pueden usar indistintamente, hay algunas diferencias con el proceso de cocción que pueden resultar en resultados ligeramente diferentes, pero no hay nada que pueda cocinar en una olla que no pueda cocinar en un horno holandés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.